PRUEBA_DESIGN-2014


     Agregar Sinfonía Virtual a Favoritos Citas Célebres Vínculos Contacto

VOLÚMEN 7 DE LA INTEGRAL DE ALBÉNIZ
PARA PIANO

Joaquim Zueras
Crítico musical



(Nº 23, JULIO, 2012)


Imprimir este Artículo

Ir a la sección de DISCOS

Ir a la edición actual

DISCOGRAFÍA


Isaac Albéniz: Piano Music, Volume 7/ Miguel Baselga, piano / Sello Bis / BIS-CD-1953.


Aunque con menos rapidez de la que deseríamos los seguidores de la música de Albéniz, van apareciendo nuevos volúmenes de la integral del sello Bis -ahora el séptimo- y, como los anteriores, alternando piezas conocidas con otras menos frecuentadas, incluso algún hallazgo.

        Respecto a las  conocidas, como por ejemplo los Chants d´Espagne,  interpretadas por Baselga adquieren un encanto y una delicadeza especiales; auténticas versiones de referencia. Esta Suite es difícil de datar, pues los tres primeros movimientos se publicaron en 1892 y dos más se añadieron en 1897. De ella ha dicho el biógrafo de Albéniz, Walter Aaron Clark, que “representa un avance en el estilo español de Albéniz, por su seriedad, su riqueza armónica y su variedad formal”. Notoria evocación de la guitarra andaluza  en el Prélude, grácil y elegante la melodía y el acompañamiento en Orientale, exquisita la melancolía que desprende Sous le palmiere, mágicos contrastes entre meditativos y rítmicos en Córdoba, y las festivas Seguidillas desplegando una fuerza y dinamismo arrebatadores.

        Compuestas hacia 1885, las seis Mazurcas de salón fueron editadas por Antonio Romero en 1886. De clara influencia chopiniana, sobre todo la cuarta, cada una lleva el nombre de una alumna, todas ellas pertenecientes a la burguesía o a la nobleza: Isabel, Casilda, Aurora, Sofía, Christa y María. Albéniz se sentía orgulloso de sus mazurcas pues  las utilizaba en sus recitales. En cambio, en Deseo – Estudio de concierto está muy presente el estilo de Liszt, particularmente en las octavas dobladas y en la construcción de los arpegios. Esta pieza fue escrita en 1885 y llevaba otro título, que cambió un año después por el nombre de su mujer. Su interpretación exige un notable virtuosismo. L´Automne es un extenso vals formado por tres secciones enmarcadas por una introducción y una coda, también de sabor romántico.  Compuesto en 1890, fue  publicado ese mismo año por el editor, pianista y compositor Joan Baptista Pujol. Parece que a Tomás Bretón le gustaba este vals, pues animó a Albéniz a orquestarlo, aunque después calificó la orquestación de endemoniada.

        Posiblemente en 1908 los profesores de la Schola Cantorum reunieron una serie de cuentos para ser representados a los que añadieron música. Albéniz aportó la humorística Yvonne en visite dividida en dos movimientos: Reverencia y Feliz encuentro, y algunos hechos dolorosos. El argumento trata de una niña a quien su madre obliga a tocar el piano en presencia de un anfitrión. La niña lo hace mal y la madre, descontenta, la amezaza con diez días de ejercicios del método Hanon. En el segundo movimiento hay curiosas indicaciones que recuerdan a las de Satie, como por ejemplo “Pero vamos a ver, no seas tonta, niña”.

        En 1869 el padre de Albéniz consiguió audiencia con el militar y político Juan Prim, para presentarle una alegre y chispeante marcha titulada Marcha militar “al Exelentísimo Señor Vizconde de Bruch”. Compuesta e interpretada por Albéniz a los nueve años, es la pieza más antigua que  se ha conservado del compositor. Se ha especulado  con que Ángel Albéniz perseguía con ello una ocupación mejor en la administración de aduanas, donde trabajaba. La partitura se publicó ese mismo año y Prim murió un año después a causa de las heridas producidas en un atentado.

        En 1903 Albéniz visitó a un amigo en Tiana, localidad costera de la provincia de Barcelona. Grabó tres cilindros  que se han venido a llamar Improvisaciones, con un propósito que desconocemos, tal vez mostrar materiales temáticos para futuras obras.  Milton Laufer ha tenido la paciencia de llevar al papel pautado la música que se oye con gran dificultad en estos cilindros. Las partituras se editaron en el 2009. En este CD podemos escuchar la Improvisación T 115 B, una hermosa muestra andalucista.

        Miguel Baselga es un prestigioso intérprete de probado talento, que, además, antes investiga y contrasta originales con ediciones y documentos, siempre a la búsqueda del ideal estético. Un sublime regalo para nuestros oídos.

 

 

Escrito por Joaquim Zueras
Desde España
Fecha de publicación: Julio de 2012
Artículo que vió la luz en la revista nº 23 de Sinfonía Virtual.
ISSN 1886-9505



 

 

PRUEBA_DESIGN-2014

 

 

SINFONÍA VIRTUAL. TU REVISTA DE MÚSICA Y REFLEXIÓN MUSICAL

ISSN 1886-9505 · www.sinfoniavirtual.com


desde 2006