PRUEBA_DESIGN-2014


     Agregar Sinfonía Virtual a Favoritos Citas Célebres Vínculos Contacto

Cuatro obras sacras de Lorenzo Perosi

Joaquim Zueras



(Nº 41, Verano, 2021)

Imprimir este Artículo

Volver a la página anterior

Ir a la edición actual

DISCOGRAFÍA


Lorenzo Perosi. Missa Pontificalis. Missa Secunda Pontificalis. Confitebor tibi Domine. Magnificat. Sello: Elegia Classics, 2019

Al melómano curioso le resultará gratificante un paseo por el catálogo virtual del sello italiano Elegia Clasics. Consta de obras poco frecuentadas, en las que resulta fácil hallar algunas sorpresas con las que poder ampliar nuestras audiciones con agrado.

De las dos misas de Perosi ( Prima y Secunda Pontificalis) tengo como versiones de referencia las del sello Casimiri Capra a finales de los sesenta, con el Coro Vallicelliano dirigido por Antonio Sartori, que nunca he visto en formato CD aunque se localizan en YouTube. Otras versiones nunca me convencieron, bien sea por lentas como por tener una toma de sonido brumosa, como aquella del Coro de la Inmacolata di Bergamo dirigido por Ediggio Corbetta  Una revisión de ambas es muy oportuna.

Centrémonos ahora en el CD de Elegía Classics (ELECLA 19068)

La Prima Missa Pontificalis, a tres voces dispares y órgano, fue compuesta en 1897. Perosi tenía entonces 25 años y estaba al cuidado del Cardenal Sarto, patriarca de Venecia y futuro Pio X. Allí ejercía como maestro de capilla de la Basílica de San Marcos. En esta obra el músico tortonés se adelanta a las recomendaciones sobre música sacra del Motu Proprio 1903 llamado Tra le sollicitudine. Todo resulta místico y recogido, con un aroma de antigüedad y algunos giros del canto gregoriano, sin abandonar aquella dulzura angélica del romanticismo italiano que tanto impregna la obra del compositor.

De los siete que compuso, el Magníficat en la bemol mayor que recoge el disco, para coro a cuatro voces dispares y órgano, ha sido el que ha obtenido mayor reconocimiento, con su radiante inicio y conclusión y su ingenioso tratamiento dialogado de las voces, que terminan formando el delicado y emotivo cuarteto Suscepit Israel

El salmo Confitebor tibi Domine, también a cuatro, participa del recurso dialogado del Magníficat pero es más sosegado para estar acorde con un texto menos contrastado. Valga decir que este motete es primera grabación mundial, lo que para los perosianos como yo constituye un motivo de notable alborozo.

Hasta aquí la interpretación corre a cargo del impecable Coro de la Academia Stefano Tempia, sostenido por el Órgano Tamburini del Conservatorio Giussepe Verdi de Turín, bajo la dirección de Michele Frezza.

La Secunda Missa Pontificalis, a tres voces y órgano, fue compuesta en 1906, cuando Perosi era maestro de la capilla vaticana y el Cardenal Sarto había sido elegido papa con el nombre de Pio X.  Posee las características de la Primera pero, teniendo la misma duración,  es algo más compleja y sinuosa. Hay momentos relevantes como el sobrecogedor preludio del principio, el adagio del qui tolis pecata mundi del Gloria, las voces en retardo que arropan con mimo el et incarnatus est en el Credo así como su flamante fuga en el et vitam venturi saeculi o su conmovedor Benedictus del Sanctus, en el que Perosi añadió una cuarta voz.

Esta segunda parte del disco está interpretada por la Coral Polifónica Sommariva Bosco acompañada por el Órgano Pinchi de la Basílica Pontificia de Castelnuovo Bosco, dirigida por Adriano Popolani. Claridad, fluidez y sentido de la dinámica son las cualidades de ambas agrupaciones. Un deleite para el oyente.

 

Escrito por Joaquim Zueras Navarro
Desde España
Fecha de publicación: Verano de 2021
Artículo que vió la luz en la edición nº 41 de Sinfonía Virtual
www.sinfoniavirtual.com
ISSN 1886-9505




 

PRUEBA_DESIGN-2014

 

 

SINFONÍA VIRTUAL. TU REVISTA DE MÚSICA Y REFLEXIÓN MUSICAL

ISSN 1886-9505 · www.sinfoniavirtual.com


desde 2006