PRUEBA_DESIGN-2014


     Agregar Sinfonía Virtual a Favoritos Citas Célebres Vínculos Contacto
 

FLOODPLAIN, KRONOS QUARTET
Daniel Martín Sáez

   

Autor: Kronos Quartet e invitados
Intérpretes: David Harrington (violín), John Sherba (violín), Hank Dutt (viola), Jeffrey Zeigler (violonchello).
Discográfica: Nonesuch
Lanzamiento: 19 de mayo de 2009
Duración: 78.50 minutos

Kronos Quartet es el más prestigioso cuarteto de cuerdas estadounidense. Está formado por los músicos David Harrington (violinista y fundador), John Sherba (violín), Hank Dutt (viola) y Jeffrey Zeigler (violonchelo). Su labor se centra principalmente en música contemporánea y presume de una de las trayectorias más admirables y completas de la actualidad. Ha creado un interesante repertorio para cuarteto de cuerda y ha colaborado con muchos de los artistas más importantes. No sólo se han encargado de las corrientes contemporáneas, sino que han recorrido con un encomiable eclecticismo las distintas tradiciones, desde la música antigua occidental hasta la música folklórica de otros países. Sus grabaciones y conciertos son inconmensurables en cuanto a calidad, habiendo trabajado en más de 600 nuevas obras y publicado más de 50 grabaciones desde 1973. Además, Kronos Quartet ha sido nombrado recientemente el único artista del Carnegie Hall Perspectives Series Artist para la temprada 2009-10, con cinco conciertos en el Carnegie's Zankel Hall. Las actuaciones incluirán material de Floodplain. Kronos también participará, a finales de este año, en Los Angeles Philharmonic's West Coast Left Coast Festival, supervisado por John Adams. Sobre Floodplain, Evening Standard pudo escucharlo en el Centro Barbican de Londres, y escribió por ello que "los oídos de Kronos siempre han estado abiertos a los extraordinarios sonidos del mundo".



La preocupación de Kronos Quartet se centra en aquella parte de la música que se está creando, pero también en aquella que existiendo está aún por descubrir. Al menos en el ámbito de las grabaciones y las salas de conciertos, el hombre occidental adquiere ahora una oportunidad única de descubrimiento. Este es el caso del nuevo álbum, titulado Floodplain, en cuyas pistas rezuma la maravillosa música de Oriente Medio, África, Asia Meridional y Europa Oriental con tintes de la música culta contemporánea. Es así como el exótico folclore de los distintos continentes se mezcla con sonidos electrónicos. Arreglos inigualables y una interpretación perfecta son los últimos componentes con que Kronos Quartet, en una actitud sin igual, tienen el mérito de abrir una ventana allí donde la guerra sigue manteniendo cerrada la dorada puerta del arte.

  1. Ya Habibi Ta’ala (My Love, Come Quickly)
  2. Tashweesh (Interference)
  3. Wa Habibi (Beloved)
  4. Getme, Getme (Don’t Leave, Don’t Leave)
  5. Raga Mishra Bhairavi: Alap
  6. Oh Mother, The Handsome Man Tortures Me
  7. Mugam Beyati Shiraz
  8. Lullaby
  9. Nihavent Sirto
  10. Kara Kemir
  11. Tew Semagn Hagere (Listen To Me, My Fellow Countrymen)
  12. Hold Me Neighbor, In This Storm

Estos doce temas exploran los caracteres más representativos de las tradiciones centenarias de países como Egipto, Líbano, Azerbaiyán o Irak, desde la música religiosa, folk y clásica hasta la música popular. Los distintos aspectos son combinados y reinterpretados con un maravilloso resultado, al que contribuyen varios artistas y arreglistas invitados que alzan este disco a la más alta cumbre: Osvaldo Golijov (en la fotografía, la imagen número 1), compositor argentino con una larga trayectoria, arregla una canción popularizada en los cuarenta por la glamorosa joven estrella egipcia Asmahan (imagen 2): primer tema del disco, "Ya Habibi Ta'ala"; Walter Kitundu (imagen 3), de Tanzania, con quien los componentes de Kronos Quartet han trabajado en otras ocasiones, combina en las grabaciones de este disco instrumentos creados especialmente para la ocasión en una pieza ("Getme, Getme") inspirada en el músico africano -etíope- Alemu Aga (imagen 4), un maestro del maravilloso instrumento llamado begena (cordófono similar a la lira); Alim Qasimov (imagen 5), artista de renombre mundial en la música azerbayana conocida como mugham, la cual está reconocida por la UNESCO como una obra maestra del patrimonio oral e inmaterial de la Humanidad, y que podemos entender como la música culta de Azerbaiyán, y, finalmente, el trombonista y compositor americano Jacob Garchik (imagen 6), que ha arreglado el tema "Tashweesh".

Pero también han colaborado otros artistas contemporáneos, con obras que compusieron especialmente para Kronos Quartet; tal es el caso del colectivo palestino Ramallah Underground y la compositora serbia Alesksandra Vrebalov. Estamos, por tanto, ante un trabajo libremente pensado y pulido hasta el más mínimo detalle, del que todos estos músicos forman parte. También gracias a ellos, su música concita nuestra mirada hacia lo que es desconocido para nosotros, pero que constituye lo más propio de miles de personas que forman la raza humana, lo cual nos recuerda inevitablemente a la labor paralela del pianista Daniel Baremboim y el ya fallecido Edward Said. Ambos nos enseñaron que la música puede ser un idóneo lazo común entre las distintas culturas, gracias al cual podemos comprenderlas, respetarlas y disfrutar de ellas. De este modo, cuando una perfecta e inigualable labor musical queda conciliada con el respeto por otras culturas, no hay un modo mejor de resumir las razones por las cuales escuchar Floodplain.


              

Escrito por Daniel Martín Sáez
Desde España
Fecha de publicación: Julio de 2009.
Artículo que vió la luz en la revista nº 0012 de Sinfonía Virtual

 
 

PRUEBA_DESIGN-2014

 

 

SINFONÍA VIRTUAL. TU REVISTA DE MÚSICA Y REFLEXIÓN MUSICAL

ISSN 1886-9505 · www.sinfoniavirtual.com


desde 2006