PRUEBA_DESIGN-2014


     Agregar Sinfonía Virtual a Favoritos Citas Célebres Vínculos Contacto
 
 

HÄNDEL 250 ANIVERSARIO: EN SUS INICIOS (II): ITALIA
María Laura del Pozzo


Como hemos comentado en el artículo anterior, la información disponible sobre la juventud de Händel es muy escasa. Sabemos a ciencia cierta que ya estaba en Roma en enero de 1707.

Handel pasó tres años en Italia. Un cronista romano, el 14 de enero de 1707 nos informa que “un músico sajón ejecuta el órgano en San Giovanni di Laterano para la admiración universal”. Difícilmente se podría tratar de otro que de Handel, a quien en Italia todos conocían por “Il Sassone” (el Sajón).

Muchos de sus biógrafos consideran que, previamente a Roma, Handel estuvo en Florencia, ya que está comprobado que el Príncipe Gian Gastone de Medici se encontraba en la Villa di Pratolino, propiedad que la familia tenía cerca de esa ciudad italiana, entre Junio de 1705 y Noviembre de 1706. Gian Gastone, hijo menor del Gran Duque de Medici el Príncipe Ferdinando, era un entusiasta mecenas musical y ya había ofrecido a Handel la visita a Florencia durante el encuentro de ambos en Hamburgo.

Desde el punto de vista de la ópera, Roma no ofrecía demasiadas oportunidades para componerlas, estrenarlas  o siquiera escucharlas. El Papa Clemente X había permitido la apertura del Teatro Tordinona en 1671, pero éste había sido cerrado cinco años más tarde por Inocencio XI que se esforzó claramente por suprimir la ópera tanto en público como en privado. Inocencio XII, que accedió al Papado en 1691 pareció ser más tolerante al principio, pero ya en 1697 ordenó la destrucción del teatro en aras de la moral pública. Más allá de algunas representaciones privadas, la ópera no volvió a Roma hasta 1709.

Privados de la ópera, los romanos se volcaron al oratorio (que mantenía básicamente los mismos elementos musicales que la ópera, aunque sin representación escénica y con temática religiosa) y a la música de cámara.

El auspiciante musical más generoso en Roma fue el Cardenal Ottoboni, músico y poeta aficionado, que contó a Alessandro Scarlatti entre sus protegidos. Handel fue recomendado a él por Ferdinando de Médici. Es aquí donde conoce y traba mistad con el talentoso hijo de Alessandro, Domenico Scarlatti, que tenía su misma edad. Según Mainwaring, Handel solía referirse a Domenico con gran satisfacción. Era, además de un gran talento artístico, una persona de un temperamento suave y una conducta sumamente gentil.

Debemos deducir que tal vez, y más allá de su segura presencia en Roma en enero de 1707, Handel haya conocido a Alessandro Scarlatti para el estreno de “Il gran Tamerlano”, ópera  que el italiano presentó por primera vez en septiembre de 1706 en el Pratolino, en donde presumiblemente Handel era huésped de los Medici. De allí habría pasado a Roma con la recomendación de Ferdinando.

Es en el otoño de 1707 cuando aparentemente estrena en Florencia su primera ópera italiana: Rodrigo, que no ha llegado completa a nuestros días, a pesar de que en 1985 se descubrió un fragmento perdido del acto III. Durante marzo y abril de 1708, Handel fue el huésped en Roma del Príncipe Ruspoli, otro gran protector de las artes. Alessandro Scarlatti componía frecuentemente obras para él y presenta su oratorio “Anunciación” el 25 de marzo de 1708. Para el domingo de Pascua, el 8 de abril, Handel presenta su oratorio “La Resurrección” con un éxito mayúsculo y en el suntuoso marco del Palazzo Bonelli, todo sufragado por el Príncipe Ruspoli. Dirigía la orquesta Arcángelo Corelli.

Nos dice la Dra. Pola Suárez Urtubey acerca de los cambios que se estaban realizando en el formato operístico en aquellos tiempos: “Es preciso comprender los principios formales sobre los cuáles elaboró su reforma Apostolo Zeno (1668-1750), que nació y murió en Venecia, y su gran sucesor, Pietro Metastasio. Zeno fue poeta, historiador y libretista, formado en un ambiente preiluminístico, ampliamente abierto por tanto a los influjos del racionalismo francés y a las fecundas solicitaciones de la cultura contemporánea, tanto italiana como europea en general. (…). Entre 1718 y 1729 se le deben cincuenta y un libreto de ópera. Sus temas están extraídos de la antigua Grecia (Andrómaca, Ifigenia), de Roma (Scipione in Spagna) oriental (Semiramide), etc.

“Su reforma llevó la ópera hacia una construcción rígidamente unitaria y orgánicamente construída, respetuosa de las unidades de tiempo y de acción y de lugar. (…) Con geométrica precisión repartió las arias entre los diferentes cantantes, al final de la escena, de manera que cada escena estaba dividida en recitativo y aria.

“Pietro Metastasio, de origen romano fue el sucesor de Zeno en Viena. Este poeta tuvo extraordinario éxito y sus libretos fueron puestos en música centenares de veces por compositores de su tiempo, inclusive Mozart. Metastasio fue un símbolo de la estética del siglo, cuyos aspectos éticos reflejó por medio de personajes fuertes, seguros de su acción. Era el suyo un mundo de elevadísimos sentimientos, donde los aspectos mezquinos de la vida no podían encontrar lugar.

“Sobre la base de estas características argumentales, la llamada ópera seria napolitana se estructura en tres actos. Cada escena consta de dos partes bien diferenciadas como ya se vió en Zeno: la primera dedicada a la acción es el recitativo (un discurso melódico, un poco hablado, un poco cantado) que generalmente se acompañaba sólo por el clave; y la segunda, que expresa reflexiones, sentimientos o resoluciones del personaje y que son consecuencia de la acción precedente, que se denomina aria (cantada y acompañada por la orquesta). Los coros son prácticamente inexistentes y la orquesta (excepto en la obertura y en alguna marcha o trozo incidental) tiene una tarea subordinada.” (1)


Teatro Griami


En diciembre de 1709 Handel estrena Agrippina en Venecia. El libreto era del Cardenal Grimani, que ya había escrito otros textos para ser puestos en música, todos producidos para el Teatro San Giovanni Crisostomo, el cual había sido construído por la familia Grimani. Recordemos que Venecia fue la primera ciudad en donde la ópera se solventaba gracias a las entradas o abonos que el público adquiría, mientras que en otras ciudades todo dependería durante bastante tiempo del sostén de príncipes y nobles. Se están cumpliendo los 300 años del estreno de Agrippina, y el actual Teatro Malibrán (el viejo Teatro San Giovanni Crisostomo después de todos los cambios y avatares sufridos) se prepara para festejar el estreno con la reposición de esta magnífica obra.

Agrippina despertó un extraordinario entusiasmo. Según Mainwaring: “El teatro, en casi todas las pausas, resonaba con gritos y aclamaciones de ‘viva il caro Sassone!’.”

Los tres años que Handel pasó en Italia en el momento más trascendente de su camino a la madurez como compositor, influyeron de manera superlativa en su estilo creador y seguramente en su personalidad y carácter.

En Italia, Handel conocerá a varias figuras de mucha influencia que estaban destinadas a jugar un papel importante en su carrera. Entre ellos estaba el Duque de Manchester (Embajador inglés en la República de Venecia), el barón Kilmansegge y el Príncipe Ernesto de Hanover.

En febrero de 1710 abandona Italia y hacia la mitad del año -después de visitar a su madre en Halle- llega a Hanover. En Junio de 1710 es nombrado Maestro de Capilla del Príncipe Elector Georg Ludwig (hermano de Ernesto de Hanover). El sueldo pactado es altísimo, especialmente teniendo en cuenta las condiciones bastante flexibles en la que se desarrollarían sus obligaciones musicales. No es un detalle menor que el Príncipe Georg llegará en 1714 a convertirse en el rey Jorge I de Inglaterra, el destino final de la formidable carrera de Handel.

La Princesa Sophie de Hanover escribe a su nieta . “Le hago una visita cada día a nuestra princesa (Carolina von Ansbach) la cual se encuentra ahora de buena salud; halla gran gusto en la música de un Sajón que supera por lejos todo lo que había oído en (la ejecución) de teclados y composición. Ha sido muy festejado en Italia…” (4 de junio de 1710).
“No hay ninguna novedad excepto que el Elector ha tomado bajo su servicio al director musical llamado Hendel (sic), que toca excelsamente el clave para deleite del Elector y su esposa. Es un hombre muy distinguido y los chismes aseguran que es el amante de Victoria…” (14 de junio de 1710).

Para fines de ese año Handel hará su primer viaje a Londres.


***

- Bibliografía y citas:

(1) Suárez Urtubey, Pola: Breve historia de la Música. Editorial Claridad, Buenos Aires, 1994.

Dent, Edward: Händel.

Mainwaring, John: Memoirs of the life of the late George Frideric Händel, Londres 1760. Interesantísimo material, el primer libro sobre Händel. Disponible en internet.

             
Escrito por María Laura del Pozzo
Desde Argentina
Fecha de publicación: Octubre de 2009.
Artículo que vió la luz en la revista nº 0013 de Sinfonía Virtual

 
 

PRUEBA_DESIGN-2014

 

 

SINFONÍA VIRTUAL. TU REVISTA DE MÚSICA Y REFLEXIÓN MUSICAL

ISSN 1886-9505 · www.sinfoniavirtual.com


desde 2006