PRUEBA_DESIGN-2014


     Agregar Sinfonía Virtual a Favoritos Citas Célebres Vínculos Contacto
 

INTRODUCCIÓN A LA ANTROPOLOGÍA DE LA MÚSICA. LA MÚSICA COMO CULTURA. FUNCIONES Y USOS.
Julio Llamas


La antropología de la música se ocupa fundamentalmente de las siguientes cuestiones:

  1. Analizar  las músicas de pueblos no occidentales para darlas a conocer  y  combatir el etnocentrismo.
  2. Registrar y analizar de forma urgente lo que está en vías de extinción. Conservación de los materiales y de sus funciones.
  3. Estudiar la música como medio de comunicación en las culturas.
  4. Perseguir  fines didácticos-científicos para que los puedan utilizar historiadores de la música, psicólogos, antropólogos, compositores, educadores musicales (profesores de primaria, de secundaria…), pedagogos, musicoterapeutas, etc.

  Una de las cuestiones que se plantea la etnomusicología o antropología de la música es no sólo qué es la música sino también qué función y qué uso tiene para los seres humanos. Más concretamente, cuando nos referimos a uso queremos referirnos a las situaciones humanas en las que se emplea la música, y cuando nos referimos a  función entronca con  los propósitos a los que sirve.

 A menudo, los antropólogos han dicho que la música es un aspecto de la vida cotidiana  que lo impregna todo en las  sociedades no alfabetizadas. Por otra parte, en nuestra sociedad occidental tendemos a compartimentarlo todo, diferenciando  entre el artista puro y el artista comercial, artista aficionado y artista profesional, etc. Sin embargo, en las sociedades no alfabetizadas, el arte forma parte de la vida. Esto no significa que no exista una especialización en la música, sino que  un número elevado de personas  que no son músicos profesionales participan en ella. En nuestra sociedad hasta ahora distinguíamos entre arte puro y/o culto (música clásica) y aplicada y/o popular (música de películas, pop, folk, etc.). Pero esta cuestión cada vez se  está difuminado más. Esto no está tan claro en las sociedades ágrafas, ya que no es tan obvio si la música para entretener  y deleitar sería la música pura y la aplicada, quizás, la que se utiliza con finalidad curativa. Muy probablemente en estas sociedades no alfabetizadas la música se usa en un mayor número de situaciones  sociales que  lo que hacemos nosotros en occidente.

 El antropólogo e investigador Murdock ideó una clasificación de las distintas actividades musicales que se pueden dar en los diferentes ámbitos de la cultura:

  1. Cultural y material: tecnología y economía. Aquí estarían las canciones y la música de trabajo, de caza y de cosecha (para obtener buenos resultados en todos estos aspectos).
  2. Instituciones sociales. La música como marcador social de la organización: el ciclo de la vida incluye canciones de nacimiento, nanas, para el aseo personal, canciones de amor de los adolescentes, etc. También pueden alabar a distintos dignatarios políticos.
  3. Hombre y universo: sistemas de creencia y control de poder. Esto incluiría canciones religiosas y  las canciones mágicas para curar y para pedir que la caza sea favorable.
  4. Artes gráficas y plástica. El folklore y la danza son los elementos clave de esta cuarta clasificación. Así nos encontramos melodías para consagrar máscaras de ritual, etc.
  5. Lenguaje. Aquí la importancia la tiene el propio lenguaje y sus significados.

 Numerosos estudios avalan  que la música expresa, en todas la culturas, emociones. Estas emociones son muy variadas y amplias. El antropólogo Charles Keil distingue la música que tiene una función solidaria y la catártica o de descarga. Opina que aquella que más representa ésta última función es la música de jazz. Otro estudioso, Devereux, basándose en la teoría freudiana, opina que el arte existe porque satisface necesidades sociales que no pueden realizar ni proporcionar otras actividades culturales.

 La música cumple una clara misión de entretenimiento en todas las sociedades.  La música comunica algo pero no está claro el qué, ni el cómo ni, muchas veces, a quién. La música, desde un punto de vista antropológico, no es un lenguaje universal y está conformada por la cultura a la que pertenece. La música también funciona en todas las sociedades como representación simbólica. Por otra parte, la respuesta física que produce la música en todas las culturas viene delimitada por las propias convenciones culturales. Las diferentes canciones, y la música en general, suponen un refuerzo de la conformidad a las normas sociales en las distintas sociedades. Contribuyen también a la continuidad  y estabilidad de una cultura así como a la integración de la sociedad.

 

- BIBLIOGRAFÍA

Cámara de Landa, Enrique: Etnomusicología (Madrid: Instituto Complutense de Ciencias Musicales. ICCMU, 2003)

Cruces, Francisco (Coord.): El sonido de la cultura. Textos de Antropología de la Música. Antropología 15/16 (marzo-octubre 1998, número especial)

Cruces, Francisco (ed.): Las culturas musicales. Lecturas de etnomusicología (Madrid: Trotta, 2001)

Hargreaves, D.J., & Frega, A. L.: Música y desarrollo psicológico (1ª ed.) (Barcelona: Graó, 1998)

Labajo, Joaquina: Ciudad y Música, Bidebarrieta 3 (1998), pp. 27-41

Martí, Josep: El folclorismo. Uso y abuso  de la tradición (Barcelona: Ronsel, 1996)

Salas, Fabio: El grito del amor. Una actualizada historia temática del rock (Santiago de Chile: Lom, 1998)

Wright, S.: Rural communities and decision makers (Royal Anthropological  Institute  News, 63: 9-13, 1984)

           
Escrito por Julio Llamas Rodríguez
Desde España
Fecha de publicación: Octubre de 2009.
Artículo que vió la luz en la revista nº 0013 de Sinfonía Virtual

 
 

PRUEBA_DESIGN-2014

 

 

SINFONÍA VIRTUAL. TU REVISTA DE MÚSICA Y REFLEXIÓN MUSICAL

ISSN 1886-9505 · www.sinfoniavirtual.com


desde 2006