PRUEBA_DESIGN-2014


     Agregar Sinfonía Virtual a Favoritos Citas Célebres Vínculos Contacto

LA OBRA RELIGIOSA EN HAMBURGO
DURANTE EL SIGLO XVII

Joaquim Zueras
Crítico musical


(Nº 27, JULIO, 2014)


Imprimir este Artículo

Ir a la sección de DISCOS

Ir a la edición actual

DISCOGRAFÍA


A German Soul: Obras de compositores alemanes del s. XVII. Laia Frigolé, soprano; Ensemble Méridien; Juan de la Rubia, órgano. Brilliant Classics  94717.

Quienes hayan profundizado en la biografía de Georg Philipp Telemann (1681-1767) habrán podido detectar que la productividad musical e interpretativa en Hamburgo durante ese período fue ingente. Cabe tener en cuenta que Telemann descendía de pastores luteranos y que él mismo fue educado en la extricta obsevancia de esta devoción. En Hamburgo asumió la dirección de las cinco principales iglesias de la ciudad junto con el cargo de Cantor en el Johanneum. Pero la fértil creatividad de Telemann no es ni mucho menos un ejemplo aislado. El disco “A German Soul” que hoy contemplamos recuerda a otros compositores, unos bien conocidos por los melómanos como J. S. Bach y otros quizás algo orillados pese a la genialidad de su música. 

        Johann Rosemüller (1619-1684) era un músico muy reputado en Leipzig cuando un escándalo le obligó a trasladarse a Hamburgo, más tarde a Venecia como compositor del Ospedale della Pietá, regresando finalmente a Alemania trabajando como maestro de capilla. Su Sonata seconda á due es un feliz ejemplo de la música alemana de influenza italianizante. La cantata Eja torpentes animae surgite, tanto más en esta ejecución, cautiva por su desbordante imaginación y sorprendentes contrastes.

        Más estable fue la vida de Heinrich Scheidemann (1595-1663), desempeñando sus grandes habilidades como organista en la Iglesia de Santa Catalina de Hamburgo. Muchos consideran que es el compositor más destacado de obras para órgano de la primera mitad del siglo XVII. Una muestra de la altísima talla en el dominio de la escritura organística es su  Praeambulum in D WV 33. Las 6 trío sonatas de Johan Sebastián Bach (1685-1750) fueron concebidas pensando en la formación de su hijo Wilhelm Friedemann Bach. De la Trío Sonata en D minor ha escrito el profesor Rubén López Cano: “La interpretación del conjunto Méridien con dos violines cello y órgano, es impecable en su balance, articulación y fraseo. Son de enorme belleza tanto el empaste tímbrico entre los dos violines como la precisión de ataque del bajo entre  el cello y el órgano…”.

        Del prolífico y poliédrico Michael Praetorius (1571-1521) consta en el disco un breve y recogido coral, proveniente del himno de Pascua Christ lag in Todesbanden.  De este mismo himno se servirá Franz Tunder (1614-1667) para componer su Choral Fantasy on ‘Christ lag in Todesbanden’ utilizando un tratamiento amplio, repleto de comentarios a las frases y de variado contrapunto. Desgraciadamente muchas de sus obras se han perdido. De Matthias Weckman, organista titular de la Iglesia de San Jacobo en Hamburgo podemos escuchar otra Fantasie en D  construida con abundantes e ingeniosos desarrollos.

        Otro prolífico autor de música sacra fue  Johann Philipp Krieger (1649-1725),  considerado el padre de la nueva cantata alemana basada en la cantata profana con elementos operísticos  italianizantes. La cantata Herr, auf dichtrau ich, para soprano, dos violines y bajo continuo, se basa en el salmo 31 de David. La música es de notable introspección psicológica, pasando por diversos estados anímicos sobre todo en los recitativos. En la Iglesia Marienkirche de Lübeck, en donde se halla uno de los órganos mejores de Alemania, ocupó la plaza de organista desde 1668 hasta su fallecimiento Dieterich Buxtehude (1637-1707), alcanzando gran notoriedad como intérprete y compositor. Se ha dicho que un joven Bach recorrió 300 kilómetros a pie para escucharlo. De este compositor el disco recoge  la cantata Herr, weh hich nur dich hab Bux WV38, para soprano, dos violines y bajo continuo.

        Ensemble Méridien es una formación creada en Barcelona en el 2010. De sólidos criterios historicistas, pretende acercar a los oyentes hacia la música antigua desde una perspectiva tan fresca como rigurosa. Coincido con los elogios reproducidos aquí del profesor Rubén López Cano y estoy seguro  que esta formación cosechará muchos más éxitos de crítica y público en un futuro. La soprano Laia Frigolé ha cantado en los principales festivales de música antigua españoles y europeos. Entre sus muchas cualidades subrayaría su timbre hermoso y flexible, a la vez que un portentoso fiato. El organista Juan de la Rubia tuvo entre otros profesores a Montserrat Torrent y es uno de los organistas más galardonados de su generación. Para este disco ha utilizado el órgano de Nuestra Señora de la Asunción de l´Alcora (Castellón) y otro como continuo, ambos de los organeros Hermanos Desmottes. El sonido es claro y envolvente, en el marco de una toma de sonido excelente.  


Escrito por Joaquim Zueras
Desde España
Fecha de publicación: julio de 2014
Artículo que vió la luz en la edición nº 27 de Sinfonía Virtual
ISSN 1886-9505
www.sinfoniavirtual.com



 

 

PRUEBA_DESIGN-2014

 

 

SINFONÍA VIRTUAL. TU REVISTA DE MÚSICA Y REFLEXIÓN MUSICAL

ISSN 1886-9505 · www.sinfoniavirtual.com


desde 2006