PRUEBA_DESIGN-2014


     Agregar Sinfonía Virtual a Favoritos Citas Célebres Vínculos Contacto

Música Sacra en San Pedro del Vaticano

Joaquim Zueras
Crítico musical



(Nº 39, Verano, 2020)

Imprimir este Artículo

Volver a la página anterior

Ir a la edición actual

DISCOGRAFÍA


Musica Sacra in San Pietro. Canto de compositores varios y gregoriano. Rossini Chamber Choir, Lorenzo Antinori órgano, Simoni Baiocci director. Año 2019. Sello Tactus TC 940002.

En cuanto a grabaciones, hay actividades tangenciales como la escucha de  ceremonias religiosas por las que incurro en una especie de curiosidad litúrgico-musical difícilmente explicable, si no fuera porque he ejercido como organista durante años.

Algunas grabaciones son recuerdos de felices viajes como  Montserrat en Barcelona,  Nuestra Señora de París  a la Abadía de Cambridge por ejemplo, aunque la experiencia de ciertos discos me haya hecho conspicuo. Tal prevención viene determinada sobre todo por no pocas tomas de sonido mediocres. El ejemplo más reciente lo he padecido con el doble CD Habemus Papam, de la  Librería Editrice Vaticana.

Pese a contener tres ceremonias de indudable relevancia y una carpetilla brillante, su sonido es tan lejano y brumoso que disuade al melómano más benevolente. Otras características son discutibles, como incorporar oraciones rezadas como el Confiteor Deo omnipotenti o la proclamación del Evangelio en recto tono, que si bien aportan verismo a la escucha carecen de interés musical.

Afortunadamente no todas las grabaciones de celebraciones litúrgicas en vivo son desalentadoras y el CD Musica Sacra in San Pietro es una buena muestra de ello. Se trata de una misa celebrada en San Pedro del Vaticano el 3 de septiembre  del 2017, habiendo concluido el Segundo Congreso Nacional de Compositores de Música Sacra promovido por la Asociación Italiana Santa Cecilia.

Para la ocasión se seleccionaron obras vocales polifónicas, casi todas de estilo neopalestriniano. Las partes invariables de la misa, procedentes del álbum Segunda Missa de Angelis, fueron compuestas por Domenico Bartolucci (1917-2013), maestro de esta corriente musical, del que nos hemos referido en ocasiones anteriores.

Tras la muerte de Lorenzo Perosi en 1956, Pio XII lo nombró Maestro Perpetuo de la Cappella Musicale Pontificia Sixtina. Se le ha reconocido como uno de los mejores intérpretes de la música renacentista, Su actividad como compositor fue extensa, tanto que la Edizioni Capella Sixtina ha publicado 34 volúmenes con su obra:  motetes, madrigales, misas, oratorios, composiciones para órgano, etc. Al respecto de la Missa, se basa en la alternancia de la gregoriana de Angelis con una elucubración polifónica sobre el tema gregoriano del fragmento siguiente a cappella.

El resultado es sobrecogedor por su  contraste. Previamente se rezaron Vísperas, que concluyeron con el Magnificat de 4º tono, alternado con pasajes polifónicos a cinco voces de  Simone Baiocchi (1971), autor también del Salmo Responsorial. Como himno procesional de Entrada a la Misa se utilizó la letra de la oración Confitemini Domino con música de Valentino Miserachs Grau (1943).

Este catalán afincado en Roma desde 1963 es Maestro de Capilla en Santa María la Mayor y exdecano del Pontificio Instituto de Música Sacra. Aunque breve, en este motete se turnan sugerentes unísonos, a veces dialogando con el órgano, con momentos de elevada inspiración polifónica, fruto de un notable dominio de lo que se ha venido a llamar la Escuela Romana.

Tras un bello Aleluya de Mauro Visconti (1973) mencionar el emotivo canto del ofertorio en lengua italiana Se voi avate fame a cuatro voces,de Valentino Donella (1937) y el imponente Amen de Michele Manganelli (1969), así como su místico Ave Verum.

La ceremonia finaliza con la Toccata de la Quinta Sinfonía   de Charles Marie Widor. Esta exultante pieza para órgano solo consta de un motivo obstinado por encima del cual se desliza una insistente guirnalda de fugaces arpegios y por debajo las intervenciones de un pedal flamante y rotundo. Es una obra de gran efecto.

La parte vocal corrió a cargo del competente Rossini Chamber Choir y  un magistral Lorenzo Antinori al órgano, bajo la experta dirección de Simone Baiocchi.

 

Escrito por Joaquim Zueras
Desde España
Fecha de publicación: Verano de 2020
Artículo que vió la luz en la edición nº 39 de Sinfonía Virtual
www.sinfoniavirtual.com
ISSN 1886-9505




 

PRUEBA_DESIGN-2014

 

 

SINFONÍA VIRTUAL. TU REVISTA DE MÚSICA Y REFLEXIÓN MUSICAL

ISSN 1886-9505 · www.sinfoniavirtual.com


desde 2006