PRUEBA_DESIGN-2014


     Agregar Sinfonía Virtual a Favoritos Citas Célebres Vínculos Contacto

La música de Berlanga

Joaquim Zueras



(Nº 43, verano, 2022)

Imprimir este Artículo

Volver a la página anterior

Ir a la edición actual

DISCOGRAFÍA

 

Con motivo del centenario del nacimiento del director de cine Luis García Berlanga en 1921 la Generalitat Valenciana promovió la conmemoración de su obra a través de sus bandas sonoras. No es que Berlanga fuera especialmente melómano, pero la música compuesta para sus films casó siempre bien con el argumento, cosa que él con su exquisita sensibilidad detectó desde un principio. El disco se ha hecho mediante la elaboración de cuidadas transcripciones pianísticas interpretadas por Pablo García Berlanga, sobrino nieto del homenajeado y concertista de reconocida fama internacional.

De la entrañable Esa pareja feliz (1951) con música de Jesús García Leoz se rememoran tres momentos: el intimista tema de la pareja al que se le opone un segundo motivo más animado, una marcha resuelta y animosa, y un motivo de notable dramatismo para la escena final. La música de  Bienvenido Mr. Marshall (1952) también es de Jesús García Leoz. Tras una obertura con motivos andalucistas y moriscos interrumpidos por acordes percutidos, aparece una melodía castellana que parece como escapada de nuestro folclore. Siguen breves citas de temas tradicionales americanos que todos conocemos y una inquietante marcha burlesca. El delicado motivo de El pueblo de noche es de una belleza sobrecogedora. La Españolada casi podría haberla firmado Albéniz. Finalmente el famoso Pasodoble de los Americanos que todos recordamos con simpatía. Compuso la música para Calabuch (1956) Guido Guerrini. Tras un teme danzante se expone una melodía de trompeta muy sugerente y un final que recuerda a Liszt por su concepción amplia y sus bajos tremolantes.

¿Quién no recuerda la película Plácido (1961) con música de Miguel Asins Arbó, llena de de ternura y de humorísticos esperpentos?. Cuando escucho los semitonos de su Foxtrot no puedo evitar pensar en algunas melodías de Nino Rota, y es que el film de Berlanga resulta un poco felliniano.  Menos conocida es Las cuatro verdades (1962), que Berlanga realizó con otros directores. Basada en cuatro fábulas de La Fontaine, con música de Miguel Asins Arbó en el episodio de Berlanga, el cadencioso y atrayente Tanguillo del organillo, a medio camino entre un tango y una habanera, obtuvo alguna difusión. Y de este compositor es también la música de El verdugo (1963), para muchos la mejor comedia española, paradigma de nuestro humor negro y todo un alegato contra la pena de muerte. Una banda sonora sombría y desolada construida como un blues en modo menor. Para la coproducción hispano-argentina La boutique (1967) se contó con la colaboración de Astor Piazzoola. Un ostinato que pronto  se diluye para convertirse en un sinuoso vals.

En La Vaquilla (1984) se exploraron con cierta superficialidad las maneras de ambos lados del ejército en las que abundan las situaciones hilarantes y no pocos  desatinos. La música de M. Asíns Arbó contiene tres piezas: una irónica Marcha del Rey Católico, el lánguido y melancólico vals  Suspiros Austrohúngaros, más españoles que centroeuropeos por cierto, y el resuelto Pasodoble. Para la serie de TV Blasco Ibáñez (1996) colaboraron dos compositores, Bernardo Fuster y Luis Mendo. En la cabecera consta una delicada jota valenciana de profundo aroma mediterráneo.  Estos dos músicos fueron los autores de la interrogativa y algo enigmática A ninguna parte, de París Tombuctú (1999).

Por el mimo puesto tanto en las transcripciones como en la grácil interpretación pianística reciba Pablo García Berlanga nuestro más caluroso aplauso.

 

 

Escrito por Joaquim Zueras
Desde España
Fecha de publicación: verano de 2022
Artículo que vió la luz en la edición nº 43 de Sinfonía Virtual
www.sinfoniavirtual.com
ISSN 1886-9505




 

PRUEBA_DESIGN-2014

 

 

SINFONÍA VIRTUAL. TU REVISTA DE MÚSICA Y REFLEXIÓN MUSICAL

ISSN 1886-9505 · www.sinfoniavirtual.com


desde 2006