PRUEBA_DESIGN-2014


     Agregar Sinfonía Virtual a Favoritos Citas Célebres Vínculos Contacto

MOZART. REPERTORIO COMPLETO (Ed. CATEDRA, 2006)
EL ENTRETENIDO CATÁLOGO DE POGGY & VALLORA

Daniel Martín Sáez
Director de Sinfonía Virtual



(Nº 21, OCTUBRE, 2011)


Imprimir este Artículo

Ir a la sección de RESEÑAS

Ir a la edición actual

RESEÑAS


Sólo tengo palabras de admiración para esta originalísima obra de Amadeo Poggi y Edgar Vallora, editada por Cátedra, sobre el repertorio completo de la creación musical mozartiana. Casi ochocientas páginas de bella erudición y sencillez que nos permitirán comprender, con un acceso privilegiado y sorprendentemente entretenido, cada una de las obras de Mozart, desde sus cuatro primeras composiciones para piano –K 1a, K 1b, K 1c–, escritas en 1761, cuando el pequeño salzburgués sólo tenía cinco años, hasta su insuperable Réquiem en Re menor, inacabado a causa de la muerte prematura del compositor en 1791, que no llegó a cumplir los treinta y seis años.

        Este magnífico comentario a todo el catálogo mozartiano no es una obra para «expertos», si por ello entendemos el conocimiento sistemático y científico de las obras, el análisis de las partituras según el entramado y las formalizaciones adoptadas por la Ciencia de la Música, con sus patrones académicos y sus jerarquías. Sin embargo, tampoco es una simple obra de divulgación, escrita para aficionados de segunda clase que necesitan un acercamiento superficial y meramente pasivo a la música (aunque valga también para ellos). Al contrario, es una obra escrita por verdaderos expertos y amantes de la música, en concierto con los mejores y más rigurosos acercamientos a la obra de Mozart, que debe ser leída por todos aquellos que deseen «experimentar», hasta el fondo del asunto, la creación del genio salzburgués.

        Estamos, de hecho, ante uno de los catálogos más valiosos sobre Mozart que podamos encontrar dentro y fuera de lo académico. Buena parte de ello se debe a la originalidad y acierto de su planteamiento, que harían bien en emular tantos aburridos catálogos. Los autores han recopilado anécdotas, opiniones y críticas de los mejores historiadores, musicólogos, poetas, escritores, apologetas y estudiosos, desde Goethe hasta Glenn Gould, así como fragmentos de la correspondencia del propio Mozart, de sus amigos y familiares, y todo ello articulado de forma cronológica, siguiendo el desarrollo que el propio Mozart habría establecido en su momento, según el conocido y ocasionalmente renovado catálogo Köchel. De hecho, uno puede leer esta obra como un diccionario, encontrando el número de catálogo en la parte superior de cada página, pero también las numeraciones posteriores –esta vez en la parte inferior– según la sexta edición de dicho catálogo.

        En definitiva, se han recopilado los comentarios que se han considerado más destacables, las curiosidades más significativas de cada obra, y todo ello con una gran coherencia interna, que relaciona y explica la conexión de unas obras con otras, de éstas con el momento concreto en que Mozart las compuso, de aquello que el propio compositor opinó sobre ellas, etcétera. Para conseguirlo, cada obra de Mozart ha sido comentada a través de los siguientes apartados: por una parte, la información general (tonalidad, instrumento, fecha, lugar y edición) más el íncipit de cada obra (un fragmento de dos o tres compases) y, por otra parte, notas (musicológicas, biográficas e históricas), comentarios (pertenecientes cada uno a un experto debidamente reconocido, en ocasiones el propio Mozart, y citados en cursiva junto al comentario entre comillas), particularidades (si las hubiera) y, finalmente, curiosidades (donde las cartas de Mozart nos ofrecen la perspectiva más fascinante). Por su parte, en el caso de las óperas, se añade otra información adicional: libretista, trama de la ópera y arias más importantes.

        Obviamente, cada una de las más de seiscientas obras que Mozart compuso recibe en esta obra una acogida lacónica (una o dos páginas en general, y hasta seis o siete páginas, como mucho, en el caso de sus mejores obras), como una especie de suspiro conceptual que, a mi modo de ver, tiene mucha más fuerza en su relación con el resto de comentarios que en su lectura por separado. De hecho, deberíamos ver esta obra como una especie de collar de diamantes, cada uno pulido y caracterizado en el más nimio de sus detalles, pero buscando con ello una armonía entre todos ellos. Por eso, a pesar de la extensión de esta magnífica obra de Amadeo Poggi y Edgar Vallora, quizá deberíamos  recomendar este catálogo (si se nos permite el atrevimiento) más como una obra de lectura que de consulta, aunque, naturalmente, pueda servir para una cosa y la otra.

        En todo caso, el catálogo debe ser siempre acompañado por las audiciones más representativas, y quien escuche a Mozart hará bien en tomar unos minutos para leer la información recogida por Poggi y Vallora. Con su ayuda, la profundización en Mozart promete ser sencilla. Para ello, el catálogo incluye también una interesante y esencial bibliografía y una discografía básica recomendada por el renombrado Arturo Reverter, así como un índice final que incluye todas las composiciones, pero esta vez organizadas por su temática, que nos recuerdan una vez más la titánica capacidad de Mozart para llevar a su máximo esplendor y sobresalir en todos los ámbitos conocidos por la música de entonces (obras teatrales, ballets y músicas de escena, oratorios, cantatas, misas y otras obras sacras, arias y escenas con orquesta, composiciones vocales profanas, lieder, cánones, sinfonías, casaciones, divertimentos, nocturnos para orquesta, serenatas, marchas, danzas para orquesta, conciertos para piano, violín e instrumentos de viento, sonatas, quintetos, cuartetos, tríos, dúos, etc.), todo lo cual puede ayudarnos a lanzarnos a una aventura más académica y erudita.

        Pero no pienso escribir más para loar una obra que se defiende por sí misma. Sólo diré que deben adquirirla incluso los menos mozartianos, si es que pudiera existir esa condición entre los amantes de la música, pues a través de esta obra podemos comprender mucho más que la música del mayor genio del Clasicismo (y no sólo del Musical): con ella el principiante iniciará también su camino hacia la esencia de la música misma, en la que el genio salzburgués se adentró siempre con tanta jovialidad.

        Si algo nos enseña Mozart es que a veces lo más complejo se obtiene con la facilidad de un trabajo riguroso y aparentemente sencillo, y en ese sentido podríamos decir que estamos ante un catálogo doblemente mozartiano. La sencillez de Poggi y Vallora ha consistido en saber guardar silencio cuando la ocasión lo consideraba oportuno, para reunir así todo el universo de comentarios y opiniones de aquellos que, durante más de doscientos años, se han maravillado y han intentado explicar la música de Mozart. Quizá para entenderlo pueda valernos el título original en italiano de esta obra que ha sido vertida al castellano por Bernardo Moreno Carrillo: Mozart, Signori, il catalogo è questo! (algo así como ¡Mozart, señores, este es el catálogo!). Sin que seamos tan tiquismiquis como para reprocharlo, la modestia del título castellano («Mozart. Repertorio Completo») invita a una solemnidad y aburrimiento del que la obra, como hemos dicho, no participa, siendo por ello más acorde el divertido titulo en italiano.

        En cualquier caso, el mayor mérito de esta obra ha sido algo tan sencillo como la modestia: no aspirar a ser gigantes, sino más bien lanzar la escalera para que podamos subirnos a sus hombros y mirar, desde allí, la inmensidad de cada una de sus perspectivas. ¿No estamos por ello ante una obra posmoderna, piscassiana, que no pretende ofrecernos la visión única y cerrada sobre la música de Mozart, sino más bien una mirada discontinua y plagada de perspectivas?

 


Escrito por Daniel Martín Sáez
Desde España
Fecha de publicación: Octubre de 2011
Artículo que vió la luz en la revista nº 21 de Sinfonía Virtual.
ISSN 1886-9505



 

PRUEBA_DESIGN-2014

 

 

SINFONÍA VIRTUAL. TU REVISTA DE MÚSICA Y REFLEXIÓN MUSICAL

ISSN 1886-9505 · www.sinfoniavirtual.com


desde 2006