PRUEBA_DESIGN-2014


     Agregar Sinfonía Virtual a Favoritos Citas Célebres Vínculos Contacto


Warren Kirkendale: The Court Musicians in Florence. During the Principate of the Medici

Daniel Martín Sáez
Universidad Autónoma de Madrid



(Nº 29, Verano, 2015)



Imprimir este Artículo


Ir a la sección de RESEÑAS

Ir a la edición actual

RESEÑAS


Título: The Court Musicians in Florence. During the Principate of the Medici [Los músicos de la corte de Florencia. Durante el principado de los Médici]
Autor: Warren Kirkendale
Editorial: Olschki
Ciudad: Florencia
Páginas: 752
Idioma: Inglés
Año: 1993

La presente obra, publicada en 1993, pretendía cambiar nuestra forma de entender la vida musical florentina. Frente al hincapié hecho por tantos estudiosos en la “Camerata” del Conde Bardi, y frente a las veinte páginas que, según Kirkendale, dedicaba por entonces el New Grove a los temas abordados aquí, este libro mostró por primera vez, acudiendo a las fuentes primarias, que la vida musical florentina era mucho más intensa y heterogénea de lo que se había pensado hasta entonces.

           Kirkendale comenzó a concebir la presente obra en 1962, insatisfecho con la bibliografía disponible entonces sobre la música florentina durante el ducado de Toscana. Según su interpretación, el interés que despertaba entre estetas e historiadores el nacimiento de la ópera, y especialmente las fuentes en torno a la denominada camerata del conde Bardi, suponía un muro de contención al estudio del resto de fuentes. Por entonces, la mayoría de información sobre el asunto era de segunda o tercera mano, y las fuentes del Archivio di Stato de Florencia apenas se habían utilizado sistemáticamente en la historiografía musical. Para escribir The Court Musicians in Florence, Kirkendale pasó más de treinta años buscando entre esas fuentes, ordenándolas y estudiándolas. Puesto que durante esos treinta años otros estudiosos trataron algunas de esas mismas fuentes, Kirkendale tuvo la honestidad de citar los trabajos que se iban haciendo públicos para ofrecer una obra completa. A pesar de ello, buena parte de la información publicada aquí seguía siendo nueva para los estudiosos cuando se publicó en 1993.

           El libro sirve desde entonces a musicólogos y estudiosos no sólo para entender la complejidad de la vida musical florentina, sino también para facilitarles el trabajo cuando han de recurrir a los archivos, algo que se verán obligados a hacer teniendo en cuenta que, si nos ceñimos a la bibliografía secundaria y a las fuentes impresas, sólo podemos acceder a una pequeña porción de las fuentes disponibles para entender la vida musical de Florencia. En cuanto a las fuentes transcritas del italiano, del latín o de otros idiomas, ninguna de ellas se encuentra traducida al inglés, pues Kirkendale ha querido mantener en todo momento su calidad de fuentes, bajo la convicción de que ésta es también la mejor forma de entender la música de la época.

           El libro está dividido en diez partes que recogen la vida de los músicos florentinos que trabajaron para la familia Médici entre 1543 y 1737, aunque también se incluye a algunos de los hombres de letras y artistas más importantes del momento. La primera parte (1), es introductoria y trata del establecimiento de la corte y la documentación. Las siete siguientes (2-8) tratan las biografías de los músicos contratados por la familia Médici agrupados según el mandatario de turno: así, la segunda parte trata los músicos contratados por Cosimo I (entre 1543 y 1560); la tercera, por Francesco (1564-1586); la cuarta, por Ferdinando I (1588-1608); la quinta, por Cosimo II (1609-1620); la sexta, por Fernando II (1623-1669); la séptima, por Cosimo III (1672-1723), y la octava por Gian Gastone (1724-1737). Cada uno de estos siete capítulos está dividido a su vez según los nombres de los músicos, a los que se trata por separado, sin una narrativa que los unifique. Kirkendale no ofrece un relato completo de la vida musical o una interpretación sobre los diversos aspectos de la música florentina, sino más bien una obra de consulta y un material de fuentes primarias para el estudioso.

           La novena parte (9) está dedicada a los hombres de letras y otros cortesanos importantes para entender la vida florentina. La décima parte (10), por fin, está dedicada a otros artistas de la familia Médici, y el resto del libro lo ocupa un apéndice de músicos de la corte en las iglesias florentinas y de cantantes de ópera, cuatro tablas genealógicas (de la dinastía Médici, de la dinastía Gonzaga, de la familia Caccini y de la familia Rasi), la bibliografía citada, otra bibliografía adicional sobre la música en Florencia y sobre la monodia temprana, y los índices.

           Ya se ocuparon otros autores de ofrecer algunos matices críticos sobre esta obra* que no es preciso repetir, pues son mínimos. En este tiempo la obra se ha consolidado como una referencia fundamental para todo estudioso que quiera entender la historia de la música florentina y, por extensión, italiana.

 

* véase Kelley Harness & John Walter Hill, “Review of Warren Kirkendale, The Court Musicians in Florence During the Principate of the Medici (Florence, Olschki, 1993)”, Journal of the American Musicological Society, Vol. 48, nº 1 (invierno, 1995), pp. 106-115. Respuesta de Kirkendale y contra-respuesta de Harness y Hill en “Letter from Warren Kirkendale”, JAMS, vol. 48, nš 3 (1995), pp. 533-9.

 

Escrito por Daniel Martín Sáez
Desde España
Fecha de publicación: Verano de 2015
Artículo que vió la luz en la edición nº 29 de Sinfonía Virtual
www.sinfoniavirtual.com
ISSN 1886-9505


PRUEBA_DESIGN-2014

 

 

SINFONÍA VIRTUAL. TU REVISTA DE MÚSICA Y REFLEXIÓN MUSICAL

ISSN 1886-9505 · www.sinfoniavirtual.com


desde 2006